Una de las labores de un sindicato de clase, que además trabaja en la Junta, es seguir la vida parlamentaria, porque es en las Cortes regionales donde se guisa lo que luego nos van a servir de menú a los ciudadanos y ciudadanas de CLM, a través de los servicios públicos. Y porque es ahí también, donde se suelen repartir el bacalao nuestros abnegados servidores públicos. Así es como encontramos el NESPAGE en el Diario Oficial, en pleno mes de agosto, cuando creían que nadie miraba. Una prebenda que tuvieron que retirar por el escándalo social que se armó, pero de la que no renunciaron para un futuro, y que ya veremos si no aparece por donde menos nos lo esperamos, como se augura por los pasillos de la Junta.

Tumbamos a Golliat con una viñeta y un teclado, y no nos lo perdonan. Cuestionar sus privilegios lo han tomado como una insolencia, y nos lo están intentando cobrar desde entonces de muy malas maneras. Como no nos pueden quitar ninguna subvención, ni comprar con ellas, han decidido jugar sucio. Algo que se ha podido constatar en la negociación del VIII Convenio Colectivo, donde intentaron vulnerar nuestros derechos constitucionales a la libertad sindical y la negociación colectiva, para dejarnos fuera de la firma, y por tanto de la comisión paritaria, bolsas y concurso traslados. Por suerte, para ellos, a alguien se le encendió la bombillita y se dio cuenta del zarzal en el que se iban a meter, muy parecido al que se metió Leandro Esteban en 2012 y del que salió bien escaldadito. Nuestro diseñador es muy divertido, nuestra asesoría jurídica muy seria.

En STAS asumimos el precio de tener que defendernos del juego sucio y al borde de la ilegalidad, del gobierno y sus aliados sindicales, porque al final, al hacer balance, los que realmente han salido ganando, han sido; el Capítulo I, que no se verá más exprimido desde arriba, el personal funcionario, que no se va a ver pasado en los concursos por los niveles dopados políticamente, y el personal laboral, que ve reforzados derechos en el convenio. Podrá gustar más o menos nuestro estilo, pero nadie puede negar su utilidad y eficacia.

Otro ejemplo claro es la reapertura de la residencia pública del Hospitalito del Rey, que empezó siendo un conflicto estrictamente sindical, y que tras un gran trabajo de la Plataforma Hospitalito YA!, se ha convertido en un clamor social y político en Toledo, donde todos los Grupos del Ayuntamiento (PP, PSOE, Ganemos y C´s), han aprobado dos Resoluciones instando al gobierno de Page su inmediata reapertura como residencia con personal propio. Y que también ha tenido su reflejo en las Cortes, con sendas enmiendas presentadas, en la primera ronda por Podemos y en la segunda por el PP, que finalmente fue aprobada. Una enmienda que no tiene garantizada su ejecución por parte del gobierno, pese a estar recogida en una Ley, la de Presupuestos de CLM (¿Saben aquel que diu…?).

La semana pasada hubo una nueva cita parlamentaria. Dos días de debate sobre el estado del sopor, tres horas de tostón presidencial con 100 bocanadas de humo, dos preguntas directas, una de Claudia Alonso del PP y otra de David Llorente de Podemos, y ni una sola palabra por parte del gobierno sobre el Hospitalito del Rey. ¿Esto lo hace Rajoy y cómo lo llamamos? Pues eso, una Emilianada. Y eso Presidente, es una falta de respeto a la ciudadanía que está pendiente de sus palabras, y al parlamento que nos representa. Que lo sepa ushted!

Y cuando pensábamos que la semana se había acabado y nos disponíamos a preparar el finde, nos llegó una “alerta” sobre la comparecencia del Consejero de Hacienda y ADMINISTRACIONES PÚBLICAS; ¿un viernes por la tarde, en las Cortes? Uhmm sonaba oscuro y jugoso y, como además somos muy fans del Lord, nos la acabamos tragando entera y la fuimos comentando por whatsapp. Tuvieron que pasar las dos horas de intervención plana, triste y sin alma con las que nos castigó su ilustrísima, para que llegara lo bueno, el turno de réplicas. El primero en intervenir fue el diputado de Podemos, David Llorente, que tras unos primeros minutos de aliño, lanzo una pregunta directa, “¿Se va a abrir el Hospitalito del rey con gestión directa y personal propio?. Si vamos a hablar de compromisos de cara al presupuesto de 2018 necesitamos tener una credibilidad en relación con el cumplimiento de los compromisos ya adquiridos”. Pidiendo “una respuesta binaria, sí o no” y añadiendo la frase de la jornada “No me haga un Puigdemont señor Consejero”. El zasca fue brutal y el momento tuvo cierta tensión, porque, como todo el mundo sabe, el Lord fue Director General en el Ministerio con Bono, y según están las cosas nadie sabe. Pero lejos de eso, Ruiz Molina soltó una sonrisa natural que contagió a la sala en una carcajada general. Y entonces es cuando dijimos, “si se ríen ellos, nos reímos todos y todas”, y le hicimos la viñeta… no nos pudimos resistir.

Porque efectivamente, el Consejero acabó haciendo un “Ruizdemont”, respondiendo el requerimiento pero sin aclarar el asunto y despejando el tema a la Consejería para que en las próximas semanas nos diga “los movimientos que ha hecho el Gobierno para hacer posible la reapertura de este centro”. Si no se ha convocado la Mesa Técnica, ni la Mesa Sectorial, ni al comité de empresa de Bienestar Social, ni a Junta de Personal funcionario ¿Qué movimientos se han hecho para aplicar una enmienda al Capítulo 1? ¿O se han hecho en otra dirección? (Pot ser sí, pot ser no…).

Así pues, todo queda en manos de Aurelia Sánchez, Consejera de la Casa, que en las próximas semanas pasará a la historia por Proclamar el modelo de gestión de un símbolo para los servicios públicos y la ciudad de Toledo.

Estaremos muy atentos, como siempre.

PDT: Estamos convencidos de que el Consejero se tomará la viñeta con mucho sentido del humor. Es una de sus mayores virtudes, junto con la humildad 😉