La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados” Groucho Marx
El #CasoIncarlopsa se está convirtiendo en un verdadero agujero negro para el gobierno de Page, dejando a la luz la sumisión de la administración pública con respecto a determinadas empresas privadas, y destapando una presunta trama de subvenciones públicas y de donaciones privadas. Un entramado de tres piezas que nace de un conflicto laboral en la Consejería de Sanidad, en el que STAS tiene un papel determinante, se extiende a la Consejería de Agricultura, a través de la instalación masiva de macrogranjas en toda la región, que están generando un profundo rechazo social, y de la concesión de ayudas millonarias a través del FOCAL, una vez adaptada la convocatoria para que las grandes empresas las puedan recibir, y que acaba encajando en la propia sede de Presidencia, Fundación Impulsa mediante.
Con este panorama, la estrategia del gobierno ha sido la de mirar para otro lado, y salvo por las palabras de Page sembrando dudas sobre sus funcionarios, que ya fueron debidamente contestadas por la Junta de Personal de Toledo, el gobierno no había dado ninguna explicación convincente sobre el asunto. Hasta el pasado jueves en las Cortes, donde se produjo una pregunta directa del diputado de Podemos David Llorente al Consejero de Sanidad, Jesús Fernández, y en la que al representante del gobierno no se le ocurrió otra cosa que mentir descaradamente en sede parlamentaria. Un “mentirusco” burdo y vergonzoso que vamos a desmontar ahora mismo.Palabra de Consejero

La pregunta era sencilla y directa: “¿Quién es el responsable de haber expedientado y apartado de su puesto de trabajo a los 2 veterinarios a los que se refiere la sentencia del TSJ de 21 de septiembre de 2017?”. En su primera intervención, el Consejero respondió literalmente (1): “No sé cuál es su fuente para formular esta pregunta, pero está mal formulada. No hay expediente, no hay expediente”. Añadiendo en su turno de dúplica: “A lo que se refiere ud. es a unas medidas cautelares, que no sancionan ni hacen expediente”, y “es el TSJ CLM el que dice que debemos retirar las medidas cautelares, pero no los expedientes, porque nunca hemos sancionado a nadie”.

El expediente y las sanciones

Para rebatir las palabras del Consejero, y demostrar que sí hubo expediente disciplinario y que sí hubo sanciones, no nos tenemos que ir más de la propia Resolución de los Expedientes Disciplinarios 1/2016 y 2/2016, fechado el 19 de diciembre de 2017 y firmados por la Secretaria General, por delegación del propio Consejero -como se demuestra en el archivo adjunto (2)-. En ese expediente, que evidentemente existe, en los ANTECEDENTES DE HECHO, dentro del punto TERCERO, se dice literalmente: “Con fecha 28 de junio de 2016 se incoa por la Dirección Provincial de la Consejería de Sanidad de Cuenca, en el ejercicio de la competencia contemplada en… [bla bla bla], expediente disciplinario al apreciarse que los hechos denunciados pudieran constituir falta de muy grave a grave”. Y en el párrafo siguiente añade “La Directora provincial de Sanidad en el acuerdo de inicio de 28 de junio de 2016 adoptó la medida cautelar consistente en el traslado por un plazo de seis meses del expedientado desde su puesto de trabajo de Veterinario Ofical de Matadero en INCARLOPSA, al Distrito de Salud de Tarancón”.

En el punto CUARTO queda reflejado que el interesado presenta ante el Juzgado un recurso contencioso-administrativo para la tutela de los derechos fundamentales contra la Dirección Provincial (3), lo que provoca una sentencia desestimatoria en primera instancia, que se da la vuelta tras el recurso de apelación presentado en el TSJ-CLM y del que resulta la sentencia 144/17 de 21 de septiembre de 2017. Cierto es también, que el expediente se resuelve con el “archivo y sobreseimiento” del caso el 19 de diciembre, tres meses después de que el TSJ-CLM se pronunciara.

Responsabilidades

Por tanto, podemos decir con toda rotundidad que sí se abrió un expediente disciplinario a los dos veterinarios, por falta grave o muy grave, y que del mismo se adoptaron unas medidas cautelares consistentes en la retirada del servicio, demostrando que la sanción también existió. Y con la misma rotundidad, podemos afirmar que el Consejero mintió descaradamente en las Cortes, lo cual consideramos inadmisible.

El problema de mentir tan burdamente, es que se niega el problema y por tanto no se ven obligados a aportar soluciones, siendo plenamente conscientes de que el Caso Incarlopsa no es un caso puntual, sino algo que se produce de manera sistemática en muchos mataderos de CLM, así como en los distintos cuerpos funcionariales encargados de la labor de inspección pública (veterinarios, sanitarios locales, agentes medioambientales, inspectores de consumo, etc), que ven cómo cuando la normativa entra en conflicto con los intereses económicos de determinados operadores, la administración lejos de arroparles y proteger sus funciones, mira para otro lado o se pone al servicio de la empresa.

Por todo esto, desde STAS-CLM consideramos que Jesús Fernández, como máximo responsable de la Consejería, debe presentar inmediatamente su dimisión como Consejero de Sanidad, dejando paso a otra persona con un proyecto y un modelo que sea capaz de asegurar al personal funcionario una adecuada protección, por parte de su administración, ante los operadores a los que tiene que inspeccionar, para proteger con todas las garantías los derechos de la ciudadanía.

El cómplice silencioso

Hay silencios que son clamorosos y uno de ellos es el del Vicepresidente segundo y Secretario General de Podemos, José García Molina, que desde que ha entrado en el gobierno parece que se le ha comido la lengua Page, ¿de quién hace de portavoz ahora? De tener “un pie en la calle y otro en las instituciones” hemos pasado a “las posaderas en el sillón y boca bien cerrada”. ¿Dónde quedaron las denuncias sobre la Fundación Impulsa? Hace un año, por estas fechas, rechazó un presupuesto regional porque, entre otras cosas, se presentaban enmiendas para que fuera la Consejería de Educación, Cultura y deportes quien gestionara directamente esos servicios. Ahora, que sabemos que una empresa donante de la Fundación recibe tratos de favor por parte del gobierno, como dice la sentencia del Tribunal Superior de Justicia C-LM ¿qué tiene que decir Molina? Y sobre todo, ¿para cuándo el Tramabús en la puerta de la Consejería de Presidencia?

Por el futuro de CLM

El #CasoIncarlopsa es el ejemplo perfecto de cómo se construyen las redes clientelares, y también de un modelo de desarrollo insostenible medioambientalmente, que destruye más empleo del que crea, y el que crea es precario y mal pagado. Desde STAS-CLM nos sentimos muy orgullosos de que nuestra sentencia haya servido de herramienta para los movimientos vecinales y ecologistas que reclaman unos Pueblos Vivos para C-LM, y les animamos a seguir organizándose y luchando con fuerza por un futuro digno y próspero para nuestra tierra.

#CasoIncarlopsa #PueblosVivos

#GrouchoDimisión #MolinchitoEstáMudito

1. Transcribimos literalmente parte de la intervención, pero lo mejor es verla directamente en este enlace, abierto para toda la Junta. http://www.cortesclm.es/index.php/videoteca Pleno 19-04-2018, 4:40:00 min

2. Adjuntamos la foto de la primera y última página del expediente, para demostrar su veracidad, pero nos reservamos el resto de contenido del mismo por respeto a la identidad de las personas que aparecen en el mismo.

resolucion expediente disciplinario incarlopsa

3. De los dos veterinarios expedientados, uno es afiliado a STAS y el otro a CC.OO. ¿adivinad quién llegó hasta el TSJ y quién se quedó más tirado que un interino en agosto 2012? Efectivamente, una vez más a CC.OO se le “olvidó” poner la demanda, dando por buenas las sanciones y dejándonos solos frente a la Junta. Quien defendió a los funcionarios hasta el final, con un trabajo silencioso pero muy efectivo, fue la asesoría jurídica de STAS, y así debe saberse y reconocerse. ¡¡LAS SENTENCIAS PARA QUIEN LAS TRABAJA!!